De todo lo que he hecho hasta ahora en la tele, desde que me tocó la lotería y trabajo en Buenafuente, éste es mi momento favorito. Allí el ritmo es duro, el trabajo intenso, y el tiempo de reacción y análisis mínimo. Cada día se come al anterior, como en la radio y vales lo que has valido la noche antes, pero de momento me quedo con éste.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=vTcQc_SQWbc[/youtube]

Como no podía ser de otro modo, y como viene siendo habitual en mí desde que me dedico al mundo del espectáculo, esta idea es un plagio. Supongo que la mayoría de vosotros habréis reconocido en este formato televisivo la huella de Néstor Parpaya, el gran showman que triunfó en los 70 en televisión con programas como “Néstor Parpaya, es que me mata este hombre” y “En la cocina y desnudos”. Recuerdo que hablamos de él en uno de los programas de radio de El Cansancio. Espera, que buscaré el dato.

(…)

¿Un invento cojonudo la elipsis, verdad?

(…)

Ajá, aquí está. Fué en el programa Ramón. En su edición numero 3. Aquí os lo dejo para comparar. Un emotivo saludo a Néstor Parpaya, desde dónde quiera que esté, probablemente una cárcel, en el ala de los pederastas. El programa del que hablábamos se llamaba “La noche dinámica de Néstor Parpaya”.

[audio:http://www.bertoromero.com/wp-content/uploads/audios/audio_01_post.mp3]

LA CORBATA DE MI PADRE

Mi padre, un tipo estupendo. En las bodas luce corbata de marca.