Por cierto, que ayer os hablaba de Jango Edwards. Una vez hubo abandonado el plató de Buenafuente, alguien me trajo un regalo que el payaso había dejado para mi. Es este:

EL REGALO DE JANGO

Un flotador propiedad de Iberia autografiado. Entiendo «To Berto«, «Fuck» y «Jango«.

Magnífico.