Aquí pueden ver ustedes un jabalí disecado, usado como reclamo en una tienda taliana:

VIVO O MUERTO 1

Y aquí está Gos, el perro de mi amigo:

VIVO O MUERTO 2

El perro está durmiendo. ¿Pero verdad que parece más vivo el jabalí? Muertos que parecen vivos. Vivos que parecen muertos. Las apariencias engañan, matemática pura. Lo oigo repetido cuatro veces en cada estribillo de Modestia aparte, un tema de esos pedazo de filósofos que se llaman Violadores del Verso.

«De lo que ves créete la mitad, de lo que no ves no te creas nada»