Hubo bolo de El Cansancio en Santander el viernes 11, con el presi Revilla en primera fila (un miembro más del equipo de BFN. Gracias por todo). Buen público. Un placer. De nuevo, y sigue costando acostumbrarse a tanto cariño, regalos, autógrafos (algunos raros, en una camiseta por ejemplo. Como te dibujé circulos en los pezones, tendrás que hacerlos encajar siempre que te la pongas) y fotos, muchas fotos.

– Creo que eran los nativos americanos quienes pensaban que las fotos te roban el alma. Piensen eso cuando me vean por la calle, amigos.

Por cierto, ese viernes comí muy a gusto en un restaurante llamado “La Narda”, bonito nombre de “cimbrélicas” connotaciones. Un detalle del menú. Yo me pedí de segundo un pescado llamado fogonero:

SANTANDER 1

Y otro comensal tomó Cabracho:

SANTANDER 2

Fogonero y Cabracho. ¿Follonero y Corbacho?

Déjenme desconectar, por favor.