Hace unos días me puse sentimental con el tema del aniversario de El cansancio. Me vais a permitir que lo haga otra vez. Y ya paro, lo juro, pero también me hago mayor y no sólo me vuelvo más cínico y amargo, también más sensible. Unas palabrejas para una gente que se hacen llamar Los Cansados, cuyo foro podéis encontrar linkado a la derecha de esta página, abajo. Dani Ramos, feliz padre de dos hermosas niñas, fue el instigador de este grupúsculo de seguidores a los que tengo un cariño especial. Nos descubrieron en la radio, cuando hacíamos programas para nosotros mismos, sin audiencia, pero con ganas, y desde entonces nos siguen. Con mucho cariño y con mucho respeto, disfrutando con nuestro trabajo. Durante mucho tiempo fueron nuestra única conexión con eso tan abstracto que se llama público. Han sido sibaritas de los chistes y hermanos de leche de nuestro humor. Y creo que es justo que les muestre mis respetos.

Va por vosotros, que estabais cuando parecía que no había nadie, y que confío seguiréis estando cuando algunos se hayan ido. Los Cansados.