“Se dio cuenta que era el pez más listo del océano y que su poder era infinito. Un segundo más tarde, volvió a darse cuenta.”

Autor: Jordi López