Público – Corrígeme si me equivoco (13/04/09)

«Tómenselo como un fin de semana de camping», dijo Silvio Berlusconi, el primer ministro italiano de terso rostro, a las 17.000 personas que se habían quedado sin hogar, después del seísmo que dejó en el centro de Italia 260 muertos. En declaraciones a la una agencia de noticias, el jefe del gobierno italiano aseguró que «no les falta de nada. Tienen cuidados médicos, comida caliente. Por supuesto, su lugar de abrigo actual es provisional (tiendas de campaña), pero hay que tomarlo como un fin de semana en un camping».

Leer toda la columna