El domingo pasado acabamos la gira de Terrat Pack con una función muy especial. Tuve la sensación de que todos y cada uno de los cuatro packeros o packenses se reconcentró especialmente en su personaje, se regaló a sí mismo, a los compañeros y al público como en ningún otro bolo. La sensación de despedida, de final de curso, nos explotó en las manos y ofrecimos la representación más personal y sentida de la temporada. Tres funciones, viernes, sábado y domingo, como las compañías de teatro serias, ante las tres mil personas diarias a que daba cabida el Fòrum. ¡Qué grande!

terrat-pack

Acabamos la gira más sabios, más cómplices y más amigos. Gracias a todo el equipo que  lo ha hecho posible y a toda la gente que ha querido verlo. Parafraseando a Chimo Bayo:

“Nada lo detiene. Viene cuando llega. Terrat Pack”.