Encender un cigarro al revés es de despistados. Acabárselo así es de idiotas.