It happened again. He vuelto a comprar una bombilla, como ayer. Otra más. Y esta vez me he gastado 8 euros en una de esas ecológicas que optimizan la electricidad. La he enroscado y al hacerlo he apretado un poco demasiado la mano. Se ha oído un crec. En casa ya se habla de maldición.

P.D.: Hay más. Justo después, intentando sacar la bombilla del flexo he arrancado el casquillo.