Esta mañana alguien había dejado una enciclopedia Larousse junto al contenedor de basura. El de orgánica, no el de papel. Bueno, en fin, maldito eco-escéptico. El caso es que no he podido evitar hojear un tomo. Allí, a gustico, por la mañana, hojeando una enciclopedia del contenedor. Bien. He abierto justo por una de las páginas que llevan dibujitos. Y era una sección de anatomía humana. De entre todos los gráficos he encontrado uno que me ha gustado especialmente:

pie-diseccionado

Sección de pie.

No sé si hay alguna moraleja o significado oculto en esta historia. Espero que no.