Público – Persona, animal o cosa (04/04/10)

el-estudiante-blog

Hace unos días un familiar me llamó por teléfono para transmitirme un recado de parte del hijo de un conocido. Al parecer el chaval en cuestión necesita hacer un trabajo académico y para ello le conviene asistir a un programa de humor. Por ello, su padre se puso en contacto con mi pariente. Como es lógico pensé que pretendía venir al late-night donde yo trabajo, pero mi interlocutor me aclaró que no, que el estudiante mostraba interés en acudir a otro programa de humor que se emite en otra cadena y que no tiene nada que ver con el mío. Ni siquiera es responsabilidad de la misma productora. Me extrañó, y así se lo comuniqué a mi allegado. Él me dijo que, de parte del mismo chaval (de su padre, más bien), me preguntaba si yo sabía a quien se tenía que dirigir para asistir a ese programa en cuestión. Aclaro que no se trataba de un niño, sino de un estudiante ya talludito.