Con todo cariño, he decido que a partir de ahora ya no leeré ninguna carta con el siguiente encabezamiento:

Porque he llegado a la siguiente conclusión: si no tienes claro ni tan sólo cual es mi género, no mereces mi atención.