Hoy traigo algo que compartir con vosotros: el maravilloso regalo que me ha hecho Papá Noel. Después de mucho desearlo y también, por qué no decirlo, dudarlo un poco, por fin he pasado por el cirujano. El pasado día 23 por la mañana (tuvimos que grabar mi intervención en BFN) entré en quirófano y me hice la tan necesaria y anhelada rinoplastia. Ha sido doloroso y molesto pero creo que ha valido la pena. Gracias a todos (Andreu, el primero)  los que me aconsejasteis dar este paso. Os dejo aquí la foto de mi nuevo perfil, volviendo a casa en coche, observando por la ventanilla el futuro con ilusión, de nuevo.