Hola personas:

Hace unos meses, creo que puedo concretar que era en septiembre, mientras estaba de bolo en Albacete, me encontré esto en el suelo:

Un cáncamo enorme. Colgué la foto en twitter y especulé sobre el tamaño del gigantesco cuadro que estaba llamado a sujetar esta faraónica pieza de ferretería. La cosa se quedó en eso. Hasta hoy. Mirad qué me he encontrado en la calle, al salir de casa esta mañana:

Un taco enorme. Pienso que el destino me está dando pistas cada vez más claras: Voy a ser el próximo propietario del Gernika.