No entiendo la relación entre una cosa y la otra, pero he apagado la tele y juro que cuando me encuentre el clítoris, me lo enciendo.