Me encanta esta colección, y especialmente cómo se ha formulado:

“Maquinaria para obras en miniatura”. El hecho de colocar en mayor tamaño “maquinaria” sobre “para obras en miniatura” dota a la colección de un delicioso aire liliputiense. Efectivamente, si eres un mini-aparejador al que se le ha encargado llevar a cabo la mini-obra de un mini-arquitecto, ya lo sabes, consigue tu mini-permiso de obras, contrata mini-trabajadores (con mini-contratos mini-temporales por supuesto) y pon en marcha la mini-maquinaria.

¡Ahora con mini-jubilados apostados en las mini-vallas observando toda la mini-mañana!