Obsérvese:

ADMINISTRANDO LA INFORMACIÓN

A medida que te vas acercando, primero te indican «SUPER», más tarde «SUPERMERCADO», para que te vayas acostumbrando poco a poco. Al girar la esquina del fondo estaba, efectivamente, el supermercado. Y lo bueno es que no te llevabas ninguna sorpresa, porque te lo habían advertido con mucho tacto.

Bien pensado.