Black Mirror es una miniserie del canal inglés Channel 4, obra de los creadores de Dead Set, la cual ya recomende en su día aquí y que se ha convertido en una de las más gratas sorpresas televisivas que me he llevado en mucho tiempo.

Consta de tres episodios independientes entre sí, pero hermanados por una temática común: el impacto de la tecnología en nuestras vidas. Plantea tres situaciones más o menos plausibles a corto o medio plazo. Explora el terreno de la ciencia ficción aplicada a la esfera política, social e íntima con impactantes resultados.

El primer episodio, The National Anthem, plantea una crisis gubernamental tan sorprendente como perturbadora. El segundo, Fifteen Million Merits, ofrece una visión distópica de un angustioso futuro cercano en que las redes sociales han acabado fusionándose con los medios de comunicación de masas. En el tercero, The Entire History of You, un revolucionario gadget cyberpunk eleva las relaciones de pareja a la categoria de pesadilla.

Los tres están magistralmente escritos, dirigidos, interpretados y realizados. Los tres resultan perturbadores y contundentes. Permanecen en el recuerdo durante horas, si no días, después de darte una patada en el estómago. Extremadamente recomendable.