Público – Persona, animal o cosa (23/07/11)

Hace unos días, un amigo comentaba que apenas leía ya blogs y que cuando lo hacía era movido por una cierta fidelidad al género. Al oírlo pensé que también en mi caso hacía bastante tiempo que no dedicaba un rato a leer posts interesantes. Y más aún, que ni siquiera actualizaba el mío como Internet manda, escribiendo una buena entrada original y atractiva. ¿Y desde cuándo? Haciendo memoria: desde que caí en las redes sociales. Poco a poco me he ido acostumbrando a lanzar los contenidos de forma directa, ahora una foto, ahora un pensamiento o una idea, ahora un enlace, sin desarrollarlos como hacía antes en la bitácora.

Continuar leyendo la columna