Rafel Barceló, alias «cerebro», alias «big-foot cabezón», alias «el percherón del humor del Priorat», es un hombre dado a los disfraces. Le gusta ponerse encima cualquier basura que se encuentra. Siente querencia por las máscaras, los objetos de plástico extraviados pertenecientes a estructuras más complejas, y la ropa de otras personas, sintiendo gran placer cuando le vienen o muy pequeñas o muy grandes. Este genio del humor, cuyas dos mayores obsesiones como artista son (y no debe de ser casual) la desproporción y la simulación patética, logra ofrecer, en el siguiente documento fotográfico, una maravillosa metáfora visual de su arte.

A la salida de una cena, «el mago blanco del humor» toma la chaquetilla de una compañera de trabajo y se la pone, exhibiendo orgulloso un aspecto desproporcionado y divertido. Ríe. Es fotografiado.

Os la presento acompañada de un fotograma de «El Ete y el Oto», clásico del humor patrio de los hermanos Calatrava. El «feo», nombre de lo más explícito y sincero, viste prácticamente igual. Ríe (¿ríe?). Es fotografiado.

calatrava barcelo

Continuaré ofreciéndoos alguno de los disfraces divertidos y espontáneos de Rafel Barceló, miembro de El Cansancio.