Ocurrió en el parking del edificio. El amo del garaje dejó una nota informativa:

“Por favor, intentad no tirar ningún tipo de basura en el suelo del parking, para así mantener el parking un poco limpio. Si tenéis basura tiradla a la calle, por favor.”

CORRECCIÓ LINGÜÍSTICA

Si bien éticamente era algo discutible (en el sentido de tirar la basura a la vía pública y no a una papelera), el vengador de la llengüa catalana no pudo evitar actuar:

“Debes mejorar en ortografía. Dile a tus padres que vengan a verme”