A mi modo de ver, hay dos axiomas básicos en esta vida. Uno: “Un reloj parado da la hora exacta dos veces al día”. Y dos: “Cualquier mierda que se lleve a cabo durante el tiempo suficiente se convierte en un clásico”. Así (vuelvo a repetir, tal y como yo lo veo), la creencia ciega en la conjunción de ambas seguridades conformaría un camino bastante efectivo hacia el éxito vital. Me explico: se trata, a grandes rasgos, de hacer lo que te sale de los huevos, siempre y cuando lo hagas durante el mayor tiempo posible.

Yo lo intento.