Público – Persona, animal o cosa (24/10/10)

El primero en explorar un nuevo camino del conocimiento siempre es una persona intrépida. Pondré como ejemplo lo que yo llamo el “paradigma champiñón”. Este hongo, agaricus bisporus, está bastante rico. Me atrevería a decir que de entre todos los hongos es uno de los más populares. Sin embargo, el primero que se lo comió tuvo que dar un salto de fe. Sin referente anterior, lo vio, lo tomó de la superficie húmeda de vegetales en descomposición en la que crecía y se lo llevó a la boca. Gracias a su audacia, hoy podemos disfrutar de este alimento sin temor. Y gracias también a que otros valientes se han hecho daño o incluso la han palmado antes, sabemos hoy, por ejemplo, que no se debe comer una amanita phalloides ni tampoco meter la lengua en un ventilador, pese a ser profundamente irresistible.

Continuar leyendo la columna