Recibo con alborozo la noticia de que mi admirado Jordi Évole y su equipo han sido galardonados con un Ondas por su programa “Salvados por la campaña”.

ENHORABUENA SALVADOS

Sin más, me congratulo infinitamente y me lleno de gozo por poder disfrutar de su compañía profesional. Si llevara sombrero, que no lo llevo, porque soy la persona a quien peor le quedan los sombreros del mundo, me lo quitaría. Y, cómo no, pienso continuar partiéndome el ojete cada domingo con ellos.

¡Olé sus huevos! ¡Aupa Salvados!