Como el propietario de una casa que se está haciendo construir, que acude cada día a pasearse entre las obras, fui a la FNAC Triangle de Barcelona a ver si habían colocado nuestro libro. Allí estaba la edición en catalán, Zero estrelles. Estás fotos las tomé hace días ya, tengo que volver para fotografiar la edición en castellano, Cero estrellas, que llegó a las librerías el día 8. Los que tengan hijos me entenderán perfectamente.
Colocado al filo de la sección de humor aparecía entre…

post llibre a

La carretera, de Cormac McCarthy, el último libro que me he leído y, para mi gusto, una maravilla, y…Dios me perdone, Pura anarquía de Woody Allen, ese maestro cuyos libros (Sin plumas y Cómo acabar definitivamente con la cultura, son sin lugar a dudas lo más divertido que he leído nunca.
Aún estaba algo groggy del impacto emotivo-intelectual cuando giro mi cabeza hacia el otro extremo de la sección de humor y veo:

post llibre b

El libro bajo Digue’m agosarat, uno de los primeros libros de Andreu, acaso el primero de monólogos. Ahí ya sí que me has roto, macho.
¿Hay para emocionarse, o no?
Ya te dije, que es mi blog y lloro cuando quiero. Prometo no hacer más el Umbral y no hablaré más de mi libro, por lo menos en cinco días.