Pues nada, ya he acabado mi chat-facebook para Atrapalo. Os comento lo que ha pasado, porque me sabe mal de verdad. A las 16:00 de hoy se abría un chat conmigo en el muro que Atrapalo tiene en Facebook, con motivo de las últimas funciones de «La Apoteosis Necia» en el Coliseum de Barcelona el próximo fin de semana. Al final, se regalaban 5 entradas entre los participantes. Yo no tengo perfil personal en Facebook, como ya dije en su día AQUÍ, así que me he dado de alta uno nuevo para tal efecto. Y a eso que iba.

La mecánica ya era un poco extraña, ya que la gente iba escribiendo en el muro y yo iba contestando como loco a discreción. Pues no he durado ni un cuarto de hora, oiga. De repente, no podía escribir, ya que me aparecía un mensaje que me explicaba que «algunos usuarios de Facebook consideraban mis mensajes abusivos». Rápidamente he revisado mi texto, ¿qué palabra de las que había escrito era ofensiva? ¿Qué habia ocurrido?

Pues resulta que algún troll ha denunciado un mensaje mío y el sistema automáticamente me ha excluido. Con lo cual todo el mundo que quería que le contestara se ha quedado con las ganas, y dicho sea de paso, yo también. Y con bastante mal sabor de boca, porque, supongo, que la impresión general de todo el mundo es que no me apetecía hablarles. Pues dejo dicho que no era así. Este es el mensaje que han puesto los chicos de Atrapalo, que tampoco tienen culpa de nada, los pobres, y se han quedado, asimismo, de pasta de boniato. Seguramente no lo ha podido leer nadie, porque se ha quedado sepultado entre los comentarios en general:

facebook

Nada, oye, una pena. En fin. Esto de Facebook, un dolor de cabeza. Vuelvo a dar de baja mi perfil por un día. Otra vez será. Y felicidades al troll.

«Cosas que pasan en un medio como este».

P.D.: Última hora. Los amiguetes de Atrapalo demuestran un gran sentido del humor con la siguiente finta. Tras el incidente, sustituyen el banner promocional del evento:

image001

Por este otro:

image002

Nadie nos podrá quitar las risas echadas. ¡Bien hecho!