Querido compañero, enhorabuena. Has conseguido que IKEA te rinda homenaje bautizando una de sus sillas con tu nombre:

¡FELICIDADES STEFANO! 1

Jamás un culo hallará mejor acomodo que sobre algo que lleva tu nombre.

¡FELICIDADES STEFANO! 2