No, mira. He pensado que hoy no me apetece escribir un post. Uno de esos días. Mira, no te sientes inspirado. Ya ves qué cosas. ¿Qué voy a poner? ¿Una foto curiosa? Quizá podría poner aquella de un comercio que vi en Nueva York:

HOY NO HAY POST 1

100% pelo humano. ¿Y qué broma hago sobre eso? Podría decir: “Sí, como mis huevos”. No, demasiado bruto. No, ¿ves? Si es que ya se nota que hoy no me apetece escribir un post. Siempre podría tirar de un disfraz de Rafel…

HOY NO HAY POST 2

Quieras que no, eso te arregla un post…No, mejor no escribo nada hoy. Mañana escribo. Si no, acabaré poniendo dibujicos de esos feorros de cuando hablo por teléfono, como ese que hice de un señor que tiene un pollón más grande que él mismo…

HOY NO HAY POST 3

Nada, este finde me pongo. Y hablaré de Ponferrada y de Sant Jordi.

Sí. Eso será mañana, que hoy no estoy inspirado. Si no hay nada como reflexionar un poco las cosas antes de ponerse en caliente…

Ay, que creo que estaba pensando online. ¡Mierda!