El último contrato que he firmado con El Terrat:

LA ARTISTA