luna

Un globo IKEA y una cámara con el flash desconectado y ya tienes la noche en tu propia casa.