Estamos muy contentos y satisfechos. Y esta vez no es por el tamaño de nuestros genitales, sino por algo que hemos hecho bien: este libro. Hace una semana una copia del mismo iba de mano en mano por la redacción y todos se admiraban de lo bonito que era, lo bien que había quedado, y la gracia que hacía. Vamos, como con un bebé. Sin embargo, en este caso, no era mentira y para quedar bien, sino objetivamente hablando. El libro ha salido de P.M. (Primoroso Modo).

A veces siento pudor cuando se trata de promocionar algo en lo que estoy implicado. Nunca sé hasta qué punto la gente va a pensar que lo hago porque toca, y no estoy siendo sincero. Un poco me da igual, también. A veces siento picores en los omoplatos y no me llego. Opiniones habrá de todos los tipos, y no las  conoceré todas nunca. Esta vez, hablando con el corazón en la mano y mal, estoy que no cago con el libro.

Es, en efecto, una historia de España en clave humorística. Hay una densidad de chistes por centímetro cuadrado que apabulla. Y es muy variado. Cada tema se estructura de la mejor manera para explicarlo de la forma más divertida. Está lleno de gráficas, fotomontajes, recortables, ilustraciones, una sorpresa en cada página. Y encima aprendes mientras lo lees. Impresionante.

Mi enhorabuena a los responsables de tamaña obra del humor: Los capos que han coordinado el libro: Rafel Barceló y Oriol Jara. El resto de escritores: Tomás Fuentes, Roger Rubio, Jordi López, Juanlu de Paolis  y Guillem Dols. Y, ah, sí, me olvidaba: Andreu Buenafuente. José Corbacho, Jordi Évole y yo mismo.