Público – Persona, animal o cosa (19/12/10)

René era una tortuga de tierra. Yo era un niño cuando entró en casa, para ser mi mascota. Mi padre me dijo que se llamaba René porque en la pajarería aseguraban que era oriunda de Francia. A principios de los 80, en mi pueblo, un francés (la persona, no la práctica sexual, que quizá también) era algo escaso y exótico. De hecho, me consta que aún lo es, pero ya no resulta tan sugerente como para bautizar una mascota con un nombre francés. Jamás supe si René era él o ella. Era mi tortuga. Un concepto. Casi ni siquiera era tortuga, simplemente era René.

Continuar leyendo la columna