Llegó hasta el punto más alto que podría alcanzar jamás. Una vez allí, se dispuso a ascender.