En el último momento, cuando las fuerzas estaban a punto de abandonarle definitivamente, no pasó nada. Y decidió aguantar un minuto más.

Autor: Rafel Barceló