En el blog de los guionistas de BFN pude leer hace ya unos días los amargos lamentos de mi compañero Tomás Fuentes. Su drama nacía del hecho que yo mismo le había citado en el programa de televisión Buenafuente como el cerdaco que es. Si alguien no se lo leyó, aquí os dejo una captura de su lacrimógeno mensaje:

MIERDIFORMAS NO MORE 1

Bueno, el caso es que llevo varios días pensando en como corregir este pequeño drama personal. Lo que el chaval lleva muy mal es que se le llame «mierdiformas», así que durante días le he ido observando con el objetivo de encontrar en su comportamiento algún dato que me permitiera proponer un nuevo mote para Tomás. Hace unos días, en el restaurante, Tomás se pidió salchichas para comer:

MIERDIFORMAS NO MORE 2

Y le sorprendí comiéndoselas de un modo que solo puede describirse con un nuevo apelativo:

MIERDIFORMAS NO MORE 3

«Comepichicas».