Creo recordar (1) que la semana pasada os hablé de Antes, un mierdi-cortometraje grabado al alimón con Iván Rodríguez «El Lagarto» en la noble ciudad de Alicante. Bien, al día siguiente teníamos actuación en la localidad de Totana, también noble y tal. El caso es que The lizard and I nos dimos un paseo por la zona y tuvimos ocasión de grabar una nueva pieza audiovisual. Menos trabajada, es cierto, pero quizá de mayor impacto y punch. Protagonizan el sainete el propio Iván Lagarto y un diente de león. Su título, como no podía ser de otro modo es «Diente de león».

(1) Lo recuerdo perfectamente, pero la fórmula «creo recordar» te hace quedar como un despistado o un borracho, y eso siempre queda como más guay.

Visto en un tren. «Condena de puerta: te mantendrás unida a dos bisagras a perpetuidad».

Público – Persona, animal o cosa (11/04/10)

muertos-comprando-el-pan

Leo en una nota de prensa que dos señoras alemanas fueron detenidas hace una semana en el aeropuerto de Liverpool por intentar embarcar el cadáver de un pariente en un vuelo a Berlín. Llevaban al familiar, de 91 años, sentado en una silla de ruedas y con unas gafas de sol, y aseguraban que estaba dormido. Profundamente. Dice la nota que “despertó las sospechas de los empleados del mostrador de facturación”. Y también indica que el finado falleció el día anterior en Oldham, Manchester, y había sido trasladado a Liverpool en taxi. Hablamos de 44 millas, aproximadamente unos 70 kilómetros. Una horita en taxi. ¿Raro? Para nada.

Uno de los muertos. Este es el título de la primera novela de Carlos Lúria, compañero guionista y productor de televisión. Contrariamente a lo que pudiera creerse, el hecho de que el autor sea un amigo es un notable obstáculo para que hable bien de su libro en este blog. Soy un tipo bastante pudoroso con estas cosas, de modo que el libro en cuestión debe ser especialmente bueno para que supere la barrera de mi pudor ante el «recomendar-algo-que-ha-hecho-un-amigo».

Pues lo es: una deliciosa historia de género negro, llena de crímenes y sordideces, poblada por personajes de ética cuestionable y comportamientos apasionados. Fría por fuera y ardiente por dentro. Muy recomendable. AQUÍ os dejo el enlace a la página de facebook en que se recopilan las críticas y opiniones sobra ella.

uno-de-los-muertos

«Crueles mercenarios, laboratorios farmacéuticos sin escrúpulos, un periodista desorientado, una bella viuda millonaria… y un misterioso informe científico perdido en el invierno de dos ciudades emblemáticas: Barcelona y Madrid.»

Yo me lo pasé muy bien leyendo «Uno de los muertos». Espero que os ocurra lo mismo.