20131204-231011.jpg
Hoy se estrena «Tres bodas de más», la última película de Javier Ruiz Caldera, y la primera de un servidor en un papel de humano. Hartón de reír. Muy buena comedia, 90 minutos de descompresión cachonda asegurados. Un placer invitaros a la(s) boda(s). Que la disfrutéis.

Vuelvo a televisión con Andreu Buenafuente one more time en la madrugada de la sexta. El nuevo programa se llama «En el Aire» y todo apunta a que vamos a jugar bastante con él. En riguroso directo, esta vez sí que sí (¿habéis visto el relojaco en la pared?). Un programa pensado para improvisar mucho, reaccionar rápido a lo que pase, a lo que nos contéis, propongáis, retéis, etcétera. Vamos a ver cómo se deja hincar el diente este nuevo bollo. Venimos con ganas, dadnos un par de semanas, haced el favor, y a reír in the night, que para eso estamos. Copón, ya.

Atentos a los «nuevos», Jorge Ponce viene con varias toneladas métricas de guasa, Belén Cuesta es una buenísima actriz la mar de peculiar y Bob Pop, adorable y brillante a partes iguales. Y hay más «nuevos nuevos», pero ya si eso id viendo el programa de vez en cuando que tendremos abierta la churrería de última hora con porras calientes.

¿Quien es Leonardo da Viola? Un misterio, una leyenda, un mito, un fraude. Todo a la vez. Durante años, Leonardo da Viola fue colaborador de los programas de radio que hice con El Cansancio. Años de conversaciones a través de las cuales nos dibujó un universo similar al que tendría un hipotético hijo artístico de Terry Gilliam y Maria Teresa Campos. Un universo poblado por poleas y caca. Todo muy raro. Casi una década después de aquellas charlas, Leonardo da Viola vuelve de la bruma en la que desapareció. Esta vez, en vídeo, pero de culo a la cámara. Todo muy J.J.Abrams, pero sin reflejos de luz al objetivo.

Pronto empezaremos con esto. Mientras tanto, si os apetece, podéis ir entrando en la mente de este curioso personaje. Aquí os dejo una muestra de lo que eran nuestras conversaciones radiofónicas. En estas 3 Rafel Barceló y yo mismo charlando con el señor Da Viola.



Y en estas otras 3 un servidor mano a mano echando pulso con Leonardo.



El Congreso de los Diputados convertido en metáfora.

20130920-123058.jpg

Humedades, goteras, daños estructurales. Muchas posibilidades. Espacio diáfano. Bien comunicado, en el centro. Para entrar a gobernar.

Problema: puede que haya que sanear.