20111229-023811.jpg

¡Ahá! Fotógrafos, siempre haciendo fotos, ahí estáis ahora. ¡El cazador cazado! ¿Quien ríe ahora, eh? ¿Quien? ¡Ja! ¡Jajaja! Muhahahaha!

20111229-004300.jpg
Juan, el técnico de sonido de Terrat Pack siempre lleva mucha prisa.

Mi mujer dejó el vaso de café sobre un cuaderno…y al levantarlo apareció esta imagen de lo que parece ser un macho cabrío:

20111228-172156.jpg

Martes, 27 de diciembre. Disfruto por un día del no hacer nada, el “dolce far niente”, el placer prohibido de los inquietos y los afortunados. Reivindico hoy la importancia de los días tontos, entre fiestas, los días que “no son nada”, rodeados de fechas señaladas cargadas de significado y compromisos. Pero hoy, nada.

En otras palabras, el tocarse un poco los huevos. Qué bonito.

Y acompaño mis palabras de una foto sin interés ni intención. También, de nada. Una foto que también descansa hoy.

20111227-191834.jpg

Público – Persona, animal o cosa (24/12/11)

Dora la Exploradora es una serie de gran éxito entre los niños en edad preescolar. Es una pequeña aventurera que busca siempre algún objeto o lugar perdido y ayuda a su mono Botas a realizar variadas misiones. En la versión original, Dora es una niña latina que de vez en cuando suelta frases y palabras en castellano para que los niños se familiaricen con esta lengua y la cultura latinoamericana (aquí, gracias al doblaje, Dora sigue siendo una niña latina, pero suelta frases en inglés). Como tantos otros personajes de dibujos animados que buscan fomentar la interacción y la participación activa, en determinados momentos Dora lanza preguntas a los niños telespectadores. Pero a diferencia de (por poner un ejemplo) Pocoyó, serie en la cual podemos oír la respuesta en las voces de unos niños de edad similar a los espectadores, cuando Dora pregunta algo se queda unos segundos mirando a cámara, esperando.

Continuar leyendo la columna