Tráiler de The Hunger Games, Los juegos del hambre, la serie de novelas de las que os hablé AQUÍ.

Público – Persona, animal o cosa (12/11/11)

La entrevista pagada a la madre de “El Cuco”, el menor implicado en la desaparición de Marta del Castillo, ha sido un auténtico pinchazo en hueso. Así lo demuestra la retirada de muchos anunciantes del programa, con esa especial sensibilidad que tiene el dinero para huir del peligro.

No puedo evitar relacionarlo con lo ocurrido en el año 1993, cuando Nieves Herrero y su programa “De tú a tú” también pincharon en hueso. Aquel programa especial, desde Alcàsser, la noche que encontraron a las niñas asesinadas, buceando a fondo en el dolor de los familiares, es recordado popularmente como el inicio de la llamada “telebasura”. Un concepto éste discutido y seguramente discutible, pero que remite a una manera de hacer televisión sensacionalista, amarilla y sin escrúpulos.

Continuar leyendo la columna

Ya estamos metidos en harina, Terrat Pack vuelve con un texto completamente nuevo, la gran Ana Morgade, (cedido el testigo por nuestro querido Jordi Évole) y muchas sorpresas que no podéis ver hasta…¡YA MISMO! Preestrenamos en el Atrium de Viladecans, el 17 y 18 de noviembre a las 21:30.

Esto va a hacer risa, nenes. Noto una conmoción en la fuerza.

VENTA DE ENTRADAS VILADECANS

MÁS INFO – TERRATPACK.COM

Público – Persona, animal o cosa (05/11/11)

Leía el lunes en la edición digital de ABC una crónica de Belén Rodrigo sobre el cambio de despacho del alcalde de Lisboa, Antonio Costa. Desde hace ya medio año, Costa ha trasladado la alcaldía de la ciudad al barrio de La Mouraria, uno de los más deprimidos de la capital, conocido por ser el centro de la droga y la prostitución lisboeta. Uno de esos barrios por donde conviene no pasear a según que horas. En los últimos seis meses, se han comenzado a notar algunos cambios en las calles, alguno de los prostíbulos ha cerrado y se han abierto algunos comercios. Se intuyen síntomas de recuperación. El plan del alcalde es permanecer allí durante dos años para ayudar en el proceso de la rehabilitación.

Continuar leyendo la columna