He vuelto a publicar una respuesta en Ping-Pang, la web de cartas cruzadas entre Andreu y yo. La verdad es que esta vez me he colgado bastante, quizá la vez que más tiempo he tardado en responder. Como sea, ahí va: Tertuliano.