Visto en un portal, en Madrid. Alguien expresó su mundo interior, en brocha muy gorda. Intenso, áspero y contundente.