El lugar ideal para banquetes. Lástima que no os lo haya enseñado antes, porque os habríais ahorrado un montón de álmax estas fiestas.

potala

¡Pótala! Se han dejado el acento, pero vaya, se entiende. Al más puro estilo de las bacanales romanas. Coma y tralle a placer. El gremio de la restauración, siempre al quite.