Obsérvese el detalle de la señal:

PRECISIÓN ALEMANA

El chucho perfectamente detallado. Las tres bolitas de excremento primorosamente perfiladas, rehuyendo el esquematismo típico de las señales de tráfico al uso, en pos del hiperrealismo vial. Qué tíos, estos alemanes. ¡Qué profesionales!