Lost se acabó (y para mi gusto, se mal acabó, mecagüen…) pero no voy a volver a encabronarme. No, eso ya pasó. Ahora voy a a entristecerme de veras porque está a punto de finalizar PostLost, la que para muchos es la mejor serie de internet de la historia (1). Los adorables muchachos de PostLost a los que  tanto quiero, Tomas, Adrià y esa bruja arpía llamada Júlia, estan trabajando a tope en el que será sin duda el mejor episodio hasta la fecha. Tengo entendido que está vez incluso tendrá audio. No puedo esperar más. La siguiente promo refleja este sentimiento. Mis lágrimas en el video son reales (para conseguirlas pensé en una operación que me hicieron de pequeño de un “testículo en ascensor“).

(1) A veces digo “muchos” cuando quiero decir “una o dos personas”.