Acabo de llegar de tierras gallegas. Dos bolos de Terrat Pack en A Coruña y uno de La Apoteosis Necia en Cangas de Morrazo. Y a partir de hoy, yo mismo y mi admirable equipo emprendemos la recta final hacia el estreno de “El programa de Berto”. Que dirás tú: “mal planeado, tanto tute el fin de semana anterior”. ¡Correcto!

Pero es que esto es un no parar. Tanto curro está siendo de traca, preparamos el programa, hacemos Buenafuente, teatro, mi organismo me da avisos en forma de un resfriado incurable que trato de sepultar bajo un alud de couldinas, y  los nervios y Helena (la abnegada produtora responsable de mi agenda) me llevan de un lado a otro sin que apenas me de cuenta de nada. Pero está valiendo la pena. Estoy contento, y agradecido. Y emocionada.

Ahí vamos. Torre de control: pedimos pista.