Después de años escuchando de la boca de Andreu Buenafuente toda clase de chanzas sobre mi nariz, el pasado viernes pude hacer realidad un viejo sueño. Estábamos en maquillaje, haciéndo las pruebas para la paródia de «Los Bogbones», y a Andreu le colocaron una prótesis nasal que convertía su convencional nariz en una prominente porra. Le saqué una foto y aquí os la ofrezco, en comparativa con el perfil de un mono narigudo de Borneo.

20120421-102034.jpg Aunque solo fuera por un rato… ¡Chúpate esa! ¡Bienvenido a mi mundo!