Éste sábado cumplí treinta y tres años. Gracias. Es usted muy amable. Después de «La Apoteosis Necia» en el Teatreneu fui obsequiado por mis compañeros de compañía con una tarta y…una réplica de la espada láser de Darth Vader. Mis cojones aún están rodando calle abajo.

ESPADA LÁSER

Puedo asegurar que es el mejor regalo de mi vida y el peor de la de mi encantadora esposa.

P.D.: Atención al acolchado de la puerta a mi espalda. No tiene nombre.