Este domingo fui a ver Urtain de Animalario al teatre Romea de Barcelona.

urtain

Aún estoy sin palabras. Bueno, me quedan tres: id a verla. Por poco que podáis, no dejéis pasar la ocasión. Un auténtico derroche de talento, comenzando por ese animal escénico que es Roberto Álamo (cuyo trabajo en este montaje te deja sin aliento y entra ya a formar parte de la historia con mayúsculas del teatro en este país)  y acabando por el último de los implicados en este proyecto. Están hasta el día 22 en Barcelona. Grande, grande, grande. Ah, una cosa más: Grande.