Público – Persona, animal o cosa (19/09/10)

moviles-mikel-jaso-blog

Mi amigo Manel me comentó hace unos días que frecuentemente sueña que vuela. Le informé que soñarse a uno mismo volando es síntoma de felicidad, de estar tranquilo y tener el inconsciente relajado. Esto último, y así se lo confesé, lo leí hace tiempo no-sé-dónde (una mítica fuente de información incuestionable y muy respetada a la que me remito con frecuencia). Por supuesto, no tengo ninguna intención de contrastar un dato que ha hecho feliz a un amigo. Dejé, pues, a Manel muy contento y satisfecho con mi valoración de su actividad onírica.